Scroll to top

¿Cómo tratar las lesiones ligamentosas mediales de la rodilla?


Aware's Editorial Team

0

minutos de lectura

En nuestro post anterior hablamos sobre los aspectos básicos para iniciarte en las estructuras mediales de la rodilla.  Cubrimos la anatomía, la biomecánica, y levemente mencionamos el tratamiento de las lesiones. En este nuevo post de hoy profundizamos sobre este tema.

 

La mayoría de lesiones aisladas de las estructuras mediales de la rodilla se tratan de forma conservadora, con independencia de su severidad. Pero existen variaciones según sus grados.

¿Cómo llegamos a un diagnostico correcto?

Para un efectivo tratamiento es importante realizar un correcto diagnóstico sobre la lesión ligamentosa siendo la inestabilidad uno de los principales criterios para indentificar esta afección en nuestros pacientes.

Partiendo de este diagnostico el Dr. Antonio Maestro,  profesor en nuestros cursos online de rodilla, hace un recorrido en el siguiente video por los pasos a seguir para una correcta evaluación de los signos que provienen del paciente, así  como de los que se evidencian del examen realizado por el especialista.

 

«El primer criterio que da la señal de alarma en las lesiones ligamentosas es la inestabilidad»

 

También puedes leer

Guía fácil para iniciarte en las estructuras ligamentosas mediales de la rodilla.

Guia facila para iniciarte en las estructuras mediales de la rodilla

¿Cómo es el tratamiento según el tipo de lesión?

Las lesiones grado I y II se tratarán siempre de forma conservadora, insistiendo en el tratamiento funcional con movilización precoz de la rodilla. Se aplicará crioterapia y se pautará analgesia y tratamiento anti-inflamatorio.

La órtesis articulada y la carga parcial se pautarán según la severidad de la lesión para disminuir el dolor y proteger la respuesta reparativa (la órtesis debe proteger al paciente de la tensión en valgo), aunque no existe consenso acerca de la necesidad de órtesis, ni siquiera cuando se trata de lesiones grado III.

Los ejercicios isométricos se iniciarán de inmediato y se progresará en el tratamiento rehabilitador (ganancia del balance de flexión, estiramiento y potenciación).

Las lesiones grado III aisladas de estructuras mediales se tratarán de forma conservadora.

En los casos agudos en los que la lesión medial se asocia a lesión del LCA se recomienda el tratamiento rehabilitador de la lesión medial y diferir la ligamentoplastia anterior a las 5 o 7 semanas tras la lesión.

La necesidad de emplear órtesis es motivo de discusión, en todo caso, si se emplea, se hará durante las fases iniciales de la rehabilitación.

Las lesiones agudas aisladas grado III de estructuras mediales, se pueden tratar mediante un protocolo en tres o cuatro fases cuyo objetivo es la recuperación precoz del balance articular, la mínima pérdida de potencia cuadricipital y la cicatrización del complejo medial sin o con mínima inestabilidad residual.

En las primeras fases se aplicará crioterapia y se pautará carga parcial según tolerancia. La carga se incrementará de forma progresiva y se podrá emplear la órtesis articulada y se enfatizará la extensión completa y la progresiva ganancia de flexión.

Se iniciará la isometría cuadricipital y tendrán utilidad la electroestimulación y el pedaleo en bicicleta estática.

Progresivamente se incrementará la resistencia durante el trabajo de los diferentes grupos musculares (cuádriceps, isquiotibiales, glúteos y gemelos), se estimulará la propiocepción y se instaurará el trabajo isocinético.

La vuelta a la actividad deportiva será a las 6 semanas de la lesión cuando el paciente presente un balance articular y fuerza simétricos entre ambas extremidades inferiores, ausencia de dolor y realice los gestos propios del deporte que practica sin dolor y con confianza.

En este video, nuestro profesor, el Dr Carlos Agudo, nos habla sobre los ejercicios de rehabilitacion:

 

Tratamiento quirúrgico de las lesiones de las estructuras ligamentosas mediales de la rodilla.

Las indicaciones para el tratamiento quirúrgico de las lesiones del complejo medial de la rodilla son diferentes para los casos agudos o crónicos:

  • En las lesiones agudas, frecuentemente se practica la cirugía en el contexto de lesiones multiligamentosas. En estos casos suele practicarse sutura directa sin o con plastias de descarga con isquiotibiales o plastias sustitutivas del LLIs y el LPO. Cuando se practica la cirugía en agudo existe elevado riesgo de artrofibrosis o de calcificaciones heterotópicas (Pellegrini-Stieda). En los casos de avulsión de las inserciones femorales se preconiza la reinserción con agrafes, tornillos con arandela o sistema de anclaje de sutura. Es indicación de cirugía en fase aguda que las diferentes estructuras del complejo medial rotas queden atrapadas en el compartimento medial
  • En las lesiones crónicas, la indicación de la cirugía se reserva para pacientes con inestabilidad en valgo y/o inestabilidad rotacional.

En estos casos se debe prestar especial atención a la alineación de la extremidad, dado que puede existir un fracaso de la plastia ante desaxaciones marcadas en valgo en las que estaría indicada la asociación de la pertinente osteotomía correctora.

Históricamente se han descrito diferentes intervenciones: reparaciones directas sin y con aumentación, avances de inserciones óseas, transferencias de inserciones de la pata de ganso y diferentes técnicas de reconstrucción.

En estudios cadavéricos se ha validado la idoneidad biomecánica de la reconstrucción anatómica del LLIs y del LPO. Se utilizan dos plastias independientes con cuatro túneles óseos.

La plastia sustitutiva del LLIs se tensa a 20º de flexión en rotación neutra. La plastia sustitutiva del LPO se tensa en extensión completa y rotación  neutra.

vison anatomica de la rodilla

Reconstrucción anatómica del ligamento lateral interno superficial (LLIs) y del ligamento poplíteo oblicuo (LPO). La plastia de reconstrucción del LLIs se fija mediante túneles en la inserción femoral y tibial distal del LLIs. A nivel de la inserción proximal tibial del LLIs se ubica un arpón con sutura a la plastia (flecha), para emular el ligamento original. La plastia de reconstrucción del LPO se ancla en túneles practicados sobre las inserciones anatómicas originales del LPO.

También puedes leer

Volver al futuro: El regreso de la plastia extra-articular de Lemaire.

plastia extra-articular de lemaire

La 7 fases del tratamiento rehabilitador post operatorio.

El protocolo de rehabilitación postoperatorio se desarrolla en 7 fases que ahora desgranaremos.

Las dos primeras semanas forman parte de la primera fase hasta la incorporación a práctica deportiva pasadas las 20 semanas. Inicialmente la rodilla será inmovilizada mediante una órtesis en extensión completa constantemente, excepto en el trabajo de rehabilitación (se retirará progresivamente a partir de la sexta semana).

En la segunda fase se incrementará el arco móvil de forma progresiva, enfatizándose la extensión completa. Se evitará el valgo y las rotaciones interna y externa tibiales.

Más tarde se potenciará cuádriceps e isquiotibiales y se realizará descarga de la extremidad hasta la sexta a octava semana, esta es la tercera fase.

La progresión con el trabajo muscular y el inicio del pedaleo sin resistencia en bicicleta estática forma parte de la cuarta fase.

Posteriormente inicaremos la quinta fase con los ejercicios en cadena cinética cerrada y el trabajo propioceptivo, evitando los giros de rodilla.

La sexta fase autorizará la carga completa a partir de la octava semana y se iniciará el trabajo en escaleras y planos inclinados.

En la séptima fase, se progresará en los ejercicios en cadena cinética cerrada y apoyo monopodal, la vuelta al deporte se producirá pasadas 20 semanas, cuando se constate adecuada estabilidad clínica y que el paciente cumple correctamente con los ejercicios específicos de su práctica deportiva.

Según el criterio de nuestro instructor el Dr. Vincens León, el cirujano de rodilla, debe ser un especialista que diagnostique y trate todo tipo de patologías de rodilla. Para eso se requiere una formación integral siendo la formación On-line una herramienta cada vez más imprescindible en nuestra sociedad de la información.

 

Este tema lo cubrimos en profundidad en el curso Knee Meniscos, Cruzados y Aparato Extensor, donde vas a aprender de la mano de 7 reconocidos expertos, 5 temas que cubren lesiones, patología meniscal, y patología del aparato extensor.

Quiero leer más sobre este curso:

Haz click en la imagen.

 

 

 

 

¿Te gusta? Compártelo en tus redes sociales