Scroll to top

Tratamiento en la patología tumoral en el pie y tobillo.


Aware's Editorial Team

0

minutos de lectura

Los tumores óseos del tobillo y del pie suponen el 1-5% de todos los del esqueleto, en el pie asientan menos del 2% y la mayoría son benignos. El objetivo de esta entrada es conocer los diferentes tratamientos, ortopédico y quirúrgico.

Tratamiento ortopédico.

Entendiendo por tratamiento ortopédico la observación de un tumor ésta, estaría indicada en los casos benignos inactivos y en algunos activos asintomáticos. El seguimiento clínico y una radiografía simple bastarían para ese fin.

 

 

 

 

Ejemplos de tumores óseos benignos inactivos o activos asintomáticos cuyo tratamiento es la observación.

También puedes leer

Aplicación material osteosíntesis: fractura oblicua y multifragmentaria peroné. (Video).

Tratamiento quirúrgico

Los métodos quirúrgicos conservadores de tratamiento de los tumores óseos del pie incluyen el curetaje (resección intralesional) y la resección en bloque (resección marginal o amplia) que pueden combinarse en el tratamiento de una misma lesión.

 

Rx simple de encondroma del primer metatarsiano en un varón de 27 años de edad.

 

RM del encondroma de la figura 5, con señal hipointensa en T1 e hiperintensa en T2, ocupando la totalidad del espesor del hueso.

 

 

 

 

Curetaje simple del caso de las figuras 1 y 2.

 

Las reconstrucciones posteriores a ellos, cuando se precisan, pueden hacerse rellenando los defectos cavitarios con injerto esponjoso o con otro sustitutivo óseo, entre los que se incluiría el cemento16 y en el caso de defectos segmentarios con injertos estructurales córtico-esponjosos, a veces artrodesando una articulación haciendo uso de algún tipo de fijación interna.

Otros métodos de tratamiento quirúrgico más agresivos son la resección de uno o más radios, la talectomía y la calcanectomía (que podrían no seguirse de reconstrucción ósea) y las amputaciones (17).

Los métodos quirúrgicos de tratamiento de los tumores de partes blandas suelen limitarse a; resecciones de la tumoración, a veces incluyendo segmentos óseos, a la resección de radios y a amputaciones.

Todos los procedimientos finalizan realizando una hemostasia meticulosa, colocando un drenaje aspirativo si se considera oportuno y suturando por planos la herida quirúrgica.

En todos los casos es conveniente una inmovilización enyesada y la descarga del miembro hasta la demostración radiográfica de la consolidación, cuando sea el caso.

.

No olvides revisar nuestros cursos.

“Foot & Ankle Mini-invasiva, artroscopia y patología compleja” te permitirá diagnosticar y tratar de manera efectiva, patologías complejas del pie y tobillo utilizando técnicas artroscópicas y mini-invasivas. El manejo del pie diabético, el pie reumático y los tratamientos más actuales en el pie y tobillo; Una vez acabado el curso estarás en capacidad de ofrecer opciones terapéuticas médicas, ortopédicas y quirúrgicas para una importante variedad de lesiones.

¿Te gusta? Compártelo en tus redes sociales